30 junio 2005

Esta noche


Esta noche no te salvas, no habrá piedad ni compasión,
daré rienda suelta a mis instintos primitivos,
beberé de ti, atraparé tus gemidos con mi boca.
Esta noche no podrás escapar de mi pasión,
del deseo que me come las entrañas y me impide respirar,
serás sólo piel entre mis manos, pasión entre mis dedos.
Esta noche conocerás mi lado oscuro, sin disimulos.
¿Serás capaz de soportarlo?

29 junio 2005

Para ser uno

Tu boca recorre mi vientre y empapa mis sentidos de suaves y húmedas caricias.

Tu lengua es pincel que dibuja sobre mi lienzo las esquinas eróticas que encuentra a su paso.

Tus labios sobre mis labios y bebiendo de mi, que ya no soy.

Espiral que embriaga nuestros sentidos, emborracha nuestras manos de caricias prohibidas.

Dos que pueden unirse, dividirse y juntarse de nuevo en la cúspide del placer.

Emociones que escapan de la cama, que juegan a buscarse, como nuestras manos.

Ahora somos uno, seremos dos de nuevo.

Oleadas de olores inundan el aire de fantasía,
de olor a cuerpos desnudos y a deseo.

Soy tu dueña, tu esclava, tu amante y tu amada,
bajo tus sábanas me haces mujer y te hago hombre.

Nos unimos en un todo y dejamos de ser hombre y mujer
para ser piel, sudor, deseo.

Para ser uno.

03 junio 2005

2 bocas, 4 manos


Una mano se apoya en mi hombro, suave se desliza por mi cuello, para jugar con mi pelo.

Una boca se acerca a mis labios, recorre mi barbilla y se instala en mi pecho.

Otra mano sube por la rodilla, acaricia mi muslo y encuentra mi sexo.

Mis manos se agarran a tu pelo, lo masajean, lo estiran, mientras me llevas al paraiso de los amantes.

Mi boca se abre para dejar salir los suspiros que me invaden, que necesitan escapar de las convulsiones que azontan mi cuerpo.

Tus ojos me miran lascivos, observan lenta y largamente mi rendición, mi placer, mi ansiedad, mi necesidad de ti.

Mis ojos están cerrados, abandonados a la delicia de saber que pronto me harás tuya.

La lujuria sube y la predicción se cumple.