28 mayo 2007

Labios


Labios. No ve nada más. No puede mirar a otro sitio. Esos trozos de carne húmeda y rosada le hipnotizan. Su cerveza yace, caliente, en la copa. Su cigarrillo se consume, abandonado, en el cenicero transparente. Y esa boca roja, que se entreabre para recibir, complaciente, el trago de vino que su dueña le regala, le absorbe. Se funde, se vuelve líquido. Su forma iguala la de la copa que sus manos sostienen. Siente esos labios sobre su piel. Le beben. Le acarician. Le aman.

Se los imagina, golosos, recorriendo su pecho; deslizando la lengua por su estómago, rozando suavemente su pene erecto, introduciéndoselo, chupándolo, sorbiéndolo,... Inventa su mirada indecente mientras sigue moviendo la boca arriba y abajo, recorriendo incansable su miembro. En la intimidad de su mente, crea una imagen perfecta del momento cumbre, cuando el orgasmo provoca una estampida de placer y ella bebe, ávida, sin dejar escapar ni una sola gota.

4 comentarios:

j dijo...

Hola Sherezade. Te he encontrado en un post que dejaste a ezcritor. Me gustó el post y he entrado en tu blog. Muy bueno el título: el sexo no siempre es cosa de dos. Leo Labios; es bonito. Me asomo a tu perfil y me sorprende tu juventud. Sabes mucho para lo joven que eres. Hoy no leo más pero te agrego a mis favoritos para seguir leyéndote y comentándote.

joserayab dijo...

Yo también te encontré a traves del eZcritor pero no me sorprende tu edad. Será porque estoy a punto de cumplir los 24 y sé que a estas edades ya se puede saber todo lo que sabes y más aún. El caso es que me gustó tu blog y lo visitaré de vez en cuando. Saludos!

Sherezade dijo...

Gracias a ambos. Me alegro de teneros cerca :)

_SaLoME_ dijo...

Yo hace tiempo que te encontre...me ha encantado como siempre, la esencia de tus escritos. Para cuando otro cafe, cervecita o copa de vino? tengo algunas tardes libres