08 agosto 2007

Sabor a mar




En una playa cualquiera, allí donde el agua nos cubre y los bañistas escasean, me pierdo en tus ojos .

Te acercas suavemente para amarrarte a mi boca, húmeda de sal. Nuestros cuerpos se encuentran, y cubre mi desnudez tu piel ardiente.

Erectos, mis pezones provocan, juguetones e impacientes, tus caricias.

Abrazados, mis piernas rodeando tu cintura, mi dulce humedad confundiéndose con el mar.

Deseo creciente y sonriente, traviesas miradas, manos revoltosas, besos alocados y risas nerviosas.

Noto tu dureza chocando contra mi ingle y regalándote mi mirada más pícara, te bajo el bañador y retiro mis braguitas para invadirte.

Y nos mueven las olas, perdidos mis gemidos entre el salitre, y somos agua y cielo y las gaviotas que planean sobre nosotros.


9 comentarios:

jesúsb dijo...

mi experiencia en casos similares es frustrante (sabido es que la frustración depende en gran medida de las expectativas) debido a que el agua complica la penetración al diluir los flujos vaginales. Ok, ok, sólo digo que no alcanza las expectativas.
:)

Eva dijo...

Y somos agua y cielo y las gaviotas que planean sobre nosotros... Jo. Bonito, bonito.
Cómplice.
Buen finde, mi niña. Yo esta noche salgo a quemar la ciudad con ocho mujeres locas.
Temblad, ciudadanos... :D
Besazos, amor.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Qué recuerdos...

Kepa dijo...

Relato basado en algún hecho real que se haya producido ultimamente?.....pero que indiscreto soy....

Precioso texto....como tú....

Besitos veraniegos.

Sherezade dijo...

Jesús; ese suele ser el problema de muchas fantasías sexuales, cuando las llevas a cabo, no suelen ser como las imaginabas; para bien o para mal.

Eva; consigues hacerme sonreir en cualquier ocasión; espero que la ciudad haya quedado intacta :P

Cabezota sin remedio; y que lo digas ;)

Kepa; algún día de estos me voy a vengar por los sonrojos que me haces pasar...

Besos a tod@s :D

Sergio dijo...

Acabo de llegar a tu blog por casualidad y me ha gustado lo que he visto. Seguiré leyendote.

Besos!

IGNACIO dijo...

Una fusión en alta mar, convirtiendo los fluídos en agua.

...Y los cuerpos pesan menos, todo es más ligero, menos la intensidad del momento.

Bs.

ypariolaabuela dijo...

Y una vez finalizado, ese chapapote pegado a nuestros cuerpos que no hay dios que lo saque.

Sherezade dijo...

Sergio: Bienvenido al erotismo :P

Ignacio: tus palabras me alegran el día :)

Ypariolaabuela: Cierto, habrá que elegir una playa sin chapapote ni invasión de medusas ;)