28 abril 2008

Agua caliente

Aprovechas mis momentos de debilidad para conquistarme, cuando cansada me meto en la bañera ardiente y mi piel se torna más sensible, cuando los aromas de las sales de baño me adormecen, cuando cierro los ojos y me dejo mecer por la música chill out,...

Entonces entras como una sombra silenciosa y te sitúas tras de mí. Tus manos se sumergen en el agua rodeando mis brazos, subiendo hasta los hombros, los recorres en círculos y me susurras al oído cuánto te gusta mi cuerpo.

La temperatura está al máximo pero yo me estremezco cuando con un movimiento suave me retiras el pelo de la cara y desciendes hasta mis pechos. Pellizcas mis pezones y tu lengua avanza por mi cuello, fresca y juguetona. Pretendes cazarme, y entre el vapor de rosas me besas con la delicadeza de un amante inexperto. Inocencia puramente fingida, pues cuando tus dedos se sumergen de nuevo para perderse entre mis piernas demuestras cuan placenteras pueden ser las caricias.

Te mueves con mimo y dedicación, paseando la esponja por todo mi cuerpo, absorbiendo con tus labios mis suspiros, mirándome como si fuera lo más bello de este mundo. Nunca es suficiente, pero a regañadientes cedes ante mi petición de abandonar el baño.

Con la toalla te recreas un poco más, gozas secándome poco a poco, mientras yo me observo en el espejo y te indico entre risas qué trozos de piel has pasado por alto. Simulas enfadarte y me coges en brazos para lanzarme sobre la cama entre jadeos mezcla ya de diversión y excitación.

Y enredados, nos dedicamos toda la noche, como si fuera la última.


2 comentarios:

OCILOBREPIH dijo...

Cuando haya hecho los deberes de leer todas las historias, contestaré a la encuesta. De momento, me limito a comentar mi opinión sobre las dos primeras. La de "Para ti" no creo que sea autobiográfica. Estas cosas pueden pasar, pero... ¡hace faltra mucho atrevimiento para masturbarse en las circunstancias del relato. Además... si Sherezade tiene 25 años, tiene bastantes posibilidades de no estar casada.

La historia Sorpresa es relatada por un varón, luego, en principio, debería ser descartada, porque su autora es mujer. Sherezade podría ser una de las mujeres del relato, pero..., creo que no. Tampoco lo considero "autobiográfico"

¿Voy por buen camino? Besos hipersónicos.

Sherezade dijo...

You are so hot, baby ;)