29 julio 2008

Sin querer


He pensado en ti, y mis dedos han ido, por propia iniciativa, a instalarse entre mis muslos. Sin quererlo, sin poder siquiera darme cuenta de lo que pasaba, me he acariciado, mientras te recordaba tras de mí, penetrándome con fuerza, mordiendo mi cuello y amarrándote a mis caderas.

He querido parar pero la imagen de tus ojos lujuriosos perforando mis pupilas me ha hipnotizado, y de nuevo mis manos han buscado mi clítoris y lo han hallado húmedo de deseo. Reptan por mi sexo, cuando evoco tu lengua entre mis piernas. Abajo, más abajo, junto al cielo que nos espera a los perversos seres que amamos el cuerpo de otro. Justo ahí donde te recreabas mi placer se expande de nuevo; te tengo sobre mí como si pudieras de verdad poseerme; grito de placer para que puedas oírme, más allá del mar, dondequiera que estés.

Te necesito.

10 comentarios:

Alba dijo...

Puf puf puf ... jañowifaqwjefasjfoqiwejfañlskfjoqwealskjf
mi temperatura corporal ha subido ... a pesar del madrugón!

Besosbesosbesos.

Sherezade dijo...

Besos a ti también, alba, para que los pongas donde quieras...

Yedra y Yago dijo...

Ya veo que si te suena de lo que escribo estos dias,pero.... todo pasará, lo recordaremos junto a nustra persona querida y deseada

Dr.tomby dijo...

directo al grano y a la alegria....sube la temperatura que es de lo que se trata ;)

Sherezade dijo...

Yedra: cuando los pillemos... más les vale estar preparados ;)

Dr. Tomby: me alegro de verte pudulando por aquí, y de que te haya subido la temperatura también ;)

Besos a tod@s

Paços de Audiência dijo...

El deseo siempre empieza por lo más profundo.

Sherezade dijo...

Por supuesto, paços de audiència, tienes toda la razón.

Dr.tomby dijo...

jajaja...lo malo es que con esta czalor que hace en mallorca.....

El callejón de los negros dijo...

un buen comienzo, básico para el deseo...

Antonio

Sherezade dijo...

Los inicios suelen ser fascinantes...

Besitos y bienvenido