18 septiembre 2011

20 años de cómic erótico

Estoy un poco triste, porque este agosto se publicó el último número de Kiss Comix, una revista de cómic eróticos (y también pornográficos) que alimentó mis fantasías durante mucho tiempo.

Como tantos otr@s, yo también quiero hacer mi homenaje particular a esta publicación, en la que el arte y el erotismo se dieron cita una vez al mes durante 20 años (desde 1991 hasta 2011).


Muchos son los fans de Kiss, y en la red se puede encontrar, por ejemplo, una galería de todas sus portadas, o artículos que hacen un repaso de su historia (de manos de su redactor jefe).

Si bien es cierto que hace mucho que no la compraba (creo que en los últimos dos años la compré apenas dos o tres veces), no es menos cierto que hubo un momento en que me gustaban tanto sus historietas, que incluso llegué a ponerme en contacto con algunos de los autores que participaban en ella (como Ignacio Noé).

Echaré de menos sus portadas, siempre provocativas y tentadoras, a las que muchas veces no me pude resistir.

16 septiembre 2011

Luna llena


Los dos estaban tumbados en la cama, con el calor acumulándose bajo las sábanas, mientras la luna se filtraba a través de las persianas, iluminando la espalda masculina. Ella abrió suavemente los párpados, consciente de repente de su piel rozando el cuerpo de su amante. Involuntariamente, se movió un poco, lo justo para que sus pezones erectos se pegaran al pecho de su pareja. Él, ajeno al deseo que provocaba, seguía durmiendo mientras ella deslizaba despacio la mano por su espalda, su pecho, sus muslos... Con mucho cuidado, pero deseando en el fondo que él abriera los ojos, se dio la vuelta y pegó sus nalgas a la entrepierna de él, sintiendo cómo reaccionaba a las caricias que ella le había dado.

Estaba muy excitada, y empezó a masturbarse, intentando no moverse demasiado, para no despertarle. Cerró los ojos con fuerza e imaginó que él le cogía la cintura, apretándola contra sí y penetrándola desde atrás, mientras le acariciaba el pecho como sólo él sabía hacerlo. Sentía cómo se aceleraba su respiración, y abrió la boca con la intención de que no se oyera tanto. Su cuerpo empezó a contraerse, y miró a la luna mientras sentía acercarse el orgasmo.

De repente, sus dedos se multiplicaron. La mano de él se coló junto a las suyas y empezó a moverse; su lengua se deslizó por el cuello femenino, mordiéndole el lóbulo de la oreja. Ella arqueó la espalda y se dejó llevar al orgasmo mientras deslizaba sus dedos por el pelo de él, agarrándose más fuerte cuando sintió las oleadas de placer invadiéndola. El último gemido se disolvió con un beso, y ambos volvieron a dormirse, dejando que la luna llena acunara sus sueños.

08 septiembre 2011

Los derechos sexuales universales

El otro día, mientras buscaba inspiración para mi nueva entrada, me encontré frente a un artículo de opinión que hablaba sobre los derechos sexuales universales.

Fue una sorpresa agradable, pues no sabía que había una declaración sobre estos derechos. La frase final "Sólo el respeto y la responsabilidad en el ejercicio de nuestra sexualidad nos transformará en seres humanos más plenos. Conoce y ejerce tus derechos sexuales" me ha llevado a hablar de este artículo en el blog.

Os dejo el inicio del artículo, a ver si os pica la curiosidad como a mí. ¿Mi intención? que lo leáis y reflexionéis sobre ello... mientras esperáis mi próxima entrada ;)

Salud sexual para todos y para todas
El 4 de septiembre celebramos el Día Mundial de la Salud Sexual. De esta efeméride emanan los derechos sexuales universales para gozar del fornicio de forma responsable. Estos han sido recopilados y enunciados por la Asociación Mundial de Sexología (WAS por sus siglas en inglés) en buscan nuestro bienestar: el sexo y su ejercicio responsable y sano es parte de nuestra salud total.
Continuar leyendo


.